Sacerdote de Montelíbano habría echado de las afuera de la iglesia a un adulto mayor que está enfermo y vende para rebuscarse

Al parecer la intolerancia habita hasta entre los que predican en la casa de Dios, pues los posibles hechos ocurridos en el día de hoy en Montelíbano dejan mucho que decir.

Se trata del Viejo Junior, un vendedor de crispetas de Montelíbano que se encontraba vendiendo su producto en las afuera de la iglesia Nuestra Señora del Rosario, del barrio San Isidro, cuando salió el párroco Francisco Javier Rodríguez, y le dijo que se fuera del sector, que no lo quería ver más vendiendo crispetas en la iglesia, que no volviera más. Las palabras del sacerdote hirieron al adulto de tal manera que se puso a llorar.

El Junior como es conocido este adulto, está enfermo tiene una sonda permanente puesta con una bolsa para depositar su orina y así sale a trabajar para ganarse la vida. Según testigos el párroco no quiere ver vendedores en el sector, ya que a los demás le ha dicho lo mismo, porque según el los vendedores distraen a los feligreses.

Junior, es un señor respetuoso, amable, que todo mundo quiere por su carisma y buen humor. Muchos feligreses que estaban en la iglesia salieron indignados, porque dicho párroco hablando del perdón, de la hospitalidad y ayuda a los enfermos y por fuera de la iglesia se porta de esta forma arbitraria y poco cristiana.

Please wait..

Reportero Noticias

información veraz y de calidad de todos los municipios que conforman la zona del San Jorge

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir